Junio 2019

SANTIAGO DE CHILE.– La Asamblea de socios de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones (FIAP), reunida en Santiago de Chile, expresó su “profunda preocupación” por el impacto en el sistema de legislaciones que permiten retiros de 95% de fondos de pensiones en algunos países de la Alianza del Pacífico, integrada por Perú, Chile, Colombia y México.

En su primera declaración del año, emitida tras la la XXIII Asamblea de la entidad, reunida el 16 de mayo, el Consejo Directivo de la Federación abordó principalmente la situación de Perú, cuya legislación permite el retiro de una sola vez del 95.5% de los saldos ahorrados en las cuentas individuales de los trabajadores cuando éstos cumplen las edades legales para acogerse a pensión o los requisitos para obtener una pensión anticipada.

De acuerdo con el comunicado, esta norma contraviene la razón de ser de los sistemas pensionales, que es postergar consumo presente para asegurar ingresos durante la vejez.

“Los sistemas de pensiones se establecen de manera obligatoria incluso con incentivos tributarios, de manera que es un contra sentido que al momento en que se  inicie el pago de las pensiones se permita el retiro completo del capital ahorrado”, indica el documento.

Manifiesta su preocupación acerca de “la forma en que las autoridades peruanas responderán frente a los pensionados cuando estos hayan agotado sus ahorros”, pues el efecto a largo plazo es que estas personas “no tendrán cómo subsistir en su vejez”.

Según la declaración de la FIAP, hasta el momento, 220 mil personas han retirado un total de US$5,134 millones. “La discusión de este acuerdo se ha visto paralizada por el riesgo de que, a través de los fondos de pensiones del Perú, los ahorros previsionales de los trabajadores de los demás países puedan gastarse en propósitos no previsionales”, indica el documento.

Esta situación no solo afecta a los trabajadores peruanos, sino que se extiende a los demás países de la Alianza del Pacífico. “En efecto, frente al incremento de los movimientos migratorios, los países miembros de la mencionada Alianza, habían avanzado en un acuerdo para la portabilidad de los fondos, a fin de permitir que los trabajadores pudieran traspasar sus fondos a los países donde actualmente residan”.

El Consejo Directivo de la FIAP, firmante de la declaración, está presidido por Guillermo Arthur junto a los vicepresidentes Santiago Montenegro, presidente de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía (ASOFONDOS), y Ángel Martínez Aldama, presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (INVERCO), de España.

También firmaron la declaración los vicepresidentes de la FIAP José Bernardo González Rosas, presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (AMAFORE), y Giovanna Prialé, presidente de la Asociación de Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones de Perú.